4 de agosto de 2010

La Reserva Experimental de Horco Molle (REHM)

La Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) es un área natural protegida, con fines educativos y de rescate y rehabilitación de fauna autóctona de Tucumán y el NOA.


*****************************************************************************
Ayudanos a difundirlo:

Los animales silvestres o salvajes (todos excepto gatos, perros, canarios, vacas, ovejas, etc.) NO son mascotas.   Cada animal silvestres o salvajes se adapta perfectamente a su ambiente y si Ud. lo extrae de este, le está causando un daño irreparable y condenándolo a pasar el resto de su vida en cautiverio.

Por eso:
NO COMPRE ni adquiera animales silvestres. Su comercialización está prohibida y, si lo hace, Ud. promueve un comercio ilegal que ha puesto al borde de la extinción a innumerables especies.
NO CAPTURE ni recoja animales en el campo, aún cuando se trate de cachorros o pichones de aves que aparenten estar abandonados, ya que generalmente sus padres siempre están cerca.
*****************************************************************************



  
La creación de la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM), en el año 1986, fue resultado del deseo de la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo de contar con un laboratorio natural, en el cual sus estudiantes e investigadores tuvieran la posibilidad de efectuar actividades vinculadas a la flora, fauna, geología y arquelología, e integrarlas en la educación para la conservación del medio ambiente. Esto pudo relizarse gracias a la donación, por parte de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), de 200 hectáreas al pie del Parque Sierra de San Javier. Esta iniciativa contó, en sus principios, con el apoyo de la Secretaria de Agricultura de la Provincia, a través de un convenio de cooperación entre la UNT y el Superior Gobierno de la Provincia de Tucumán.

A nivel internacional, los responsables de la creación y manejo de las áreas naturales protegidas han sido, históricamente, los servicios oficiales de Parques Nacionales. Muy eventualmente las universidades, ONG's u organismos científicos han anexado importantes áreas silvestres con fines experimentales, de investigación o educativos.
En Argentina sólo existen tres áreas silvestres protegidas, creadas y manejadas por universidades nacionales. Una de ellas, La Reforma, en la provincia de La Pampa, abarca 9.950 ha y fue creada en 1973. La otras dos áreas corresponden al Parque Sierra de San Javier (PSSJ), con 14.174 ha, creado en 1973 y a la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) de 200 ha, creada en 1986. Ambas materializadas por iniciativa de la Universidad Nacional de Tucumán.
En el noroeste argentino y en particular en Tucumán, la problemática ambiental es grave: la degradación de los recursos naturales y medio ambiente es extrema. Sólo en esta provincia, el 34 % de su superficie, unas 340 mil ha, excluyendo en el cálculo el área serrana se encuentra afectado por erosión, tanto hídrica como eólica, y salinización, siendo la tasa de destrucción de los bosques nativos de aproximadamente 3.000 ha/año. En este sentido, tanto la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) como el Parque Sierra San Javier (PSSJ) cumplen la función vital de proteger la cuenca hídrica de San Miguel de Tucumán cuya degradación es una de las principales causas de graves inundaciones, ruptura de infraestructura, enlodamiento de tomas de agua, disminución del caudal mínimo en el período invernal, etc.
En otro orden, al menos tres especies de vertebrados ya desaparecieron en Tucumán en este siglo: el tapir, el yaguareté y el tucán, más de 10 especies de mamíferos están considerados en peligro, y se estima que hay unas 55 especies de aves en iguales condiciones (Vides Almonacid y Salas, 1989). Si una de las estrategias de conservación es el establecimiento de áreas protegidas y el mantenimiento de los recursos genéticos in situ, la REHM y el PSSJ juegan, en este aspecto, un papel fundamental en la conservación de la biodiversidad de Las Yungas en el noroeste argentino.



Ubicación
La Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) está ubicada en el departamento de Yerba Buena, en un sector conocido como Lomas de Imbaud, 15 kms al oeste de San Miguel de Tucumá. Allí se inicia la propiedad de más de 14.000 hectareas que posee la Universidad Nacional de Tucumán donde se encuentran, además de la Reseva, el Parque Sierra de San Javier, las Residencias Universitarias, la Escuela de Guardaparques "Claes O. Olrog" y la Escuela de Agricultura y Sacarotecnia.
Se puede llegar a la Reserva en automovil o con la línea 100 de ómnibus desde la ciudad. Se accede a la zona por Av. Pte. Perón (continuación de Av. Belgrano hacia el oeste) e ingresando por cualquiera de los siguientes accesos: 
1. Barrio La Olla: es el pimer acceso y el que utilizan la mayoría de los visitantes, asi como el ómnibus de la línea 100. Se recorre una distancia de 1,3 km, pasando por el circuito de motocross, de la olla y el Aeroclub.
2. Acceso REHM: se encuentra a 200 m antes de la rotonda final y es el acceso más directo, recorriéndose una distancia de 700 m hasta la Reserva. Sin embargo, se vuelve poco transitable en épocas de lluvias.
3. Acceso del Dispensario: esta es la vía mas larga para llegar a la Reserva, y se accede desde el Dispensario de Horco Molle, ubicado sobre la ruta a la Residencia Universitaria de Horco Molle. Se recorren aproximadamente 2 km, atravesando el Barrio Horco Molle hasta llegar a la Reserva.



Objetivo
El objetivo principal de la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) es Conservar a través de la Investigación, la docencia y la extensión o, más simplemente, conservar a través de la educación. Además, entre sus múltiples objetivos y finalidades derivados, la REHM se constituye en un laboratorio de campo para la investigación, docencia y extensión de las diferentes carreras que se cursan en dicha Facultad, las experiencias y proyectos de investigación que allí se realizan son luego canalizados por distintas modalidades de extensión hacia la sociedad. Algunos de ellos están referidos a aspectos de biología experimental, producción de animales silvestres, repoblación, cultivo de plantas medicinales, forestación con especies nativas, determinación y cuantificación de procesos erosivos, estudios de suelos y recursos hídricos, asentamientos arqueológicos locales etc.

A diferencia de la gran mayoría de las áreas naturales protegidas, la REHM tiene un funcionamiento análogo al de una cátedra abierta, especializada en temas de conservación y manejo de vida silvestre. En esta la actividad de conservación más intensa, se canaliza a través de una importante agenda académica in situ que incluye investigación (Manejo, rehabilitación, biología de especies, i. Básica, etc.), docencia (nivel de grado, posgrado, actualización y capacitación de capacitadores, con un promedio de 253 estudiantes trimestrales), extensión (educación ambiental para un promedio de 2000 personas mensuales, difusión de actividades por multimedios, incluyendo un boletín por Internet y una página WEB), gestión (Elaboración de convenios interinstitucionales, etc.) y formación de recursos humanos (Dirección de tesinas, tesis doctorales, trabajos de investigación, cursos de capacitación de capacitadores, pasantías, etc.). Dicha agenda es llevada a cabo por un cuerpo de 5 docentes investigadores (Incluyendo un médico veterinario), 25 guardafaunas guía de planta (docentes universitarios) 34 guardafaunas guía voluntarios (alumnos universitarios), 18 personas de planta no docente (Administrativos y de mantenimiento), investigadores adscriptos de esta y otras instituciones y un gran número de investigadores de otras instituciones especialmente invitados.

En el área de la educación se prioriza la educación ambiental complementaria, a los diferentes niveles de educación formal e informal (fide Barzetti, 1993) en su más amplio espectro. Además, el Departamento de Educación ofrece charlas especiales y se encuentra en preparación paquetes educativos destinados a personas con necesidades especiales (ciegos, sordos, etc). Complementariamente se esta terminando un sendero de autointerpretación y otros dos dirigidos, específicamente al ecoturismo. La educación ambiental, potenciada por la corta distancia (apenas 14 km) que existe en relación a S.M. de Tucumán, es una actividad clave en la gestión de la REHM. La interpretación de la naturaleza, mediante visitas guiadas y las charlas educativas a todos los niveles de la enseñanza, tienden a concientizar a la población sobre la importancia de la conservación de los recursos naturales y del mantenimiento de una adecuada calidad de vida. A manera de ejemplo, el caudal de público que realizó visitas educativas a la REHM en el último mes ascendió a 2090 personas de distintas edades y niveles educativos.

En el área investigación, la REHM actualmente se destaca en el manejo en semicautiverio de especies como oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla), corzuela parda (Mazama gouazoubira), pecarí del collar (Tayassu tajacu), tapir (Tapirus terrestris), llama (Lama glama) y la tortuga terrestre (Chelonoidis chilensis), etc. Otra área importante son las investigaciones sociales vinculadas al tema caza y uso de recursos por parte de los pobladores de la REHM y del Parque Sierra de San Javier, vecina a la misma. Por otro lado, y a través de distintos convenios la REHM gestiona, monitorea, asesora y dirige las actividades académicas de otras dos reservas provinciales.


Características Físicas
La Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) se encuentra sobre el pedemonte de la Sierra de San Javier. El clima es templado-húmedo, con inviernos secos y veranos lluviosos. La temperatura mínima media anual es de alrededor de 13º y la media máxima de 27º.
Las lluvias, de tipo orográficas se encuentran en el orden de 1000-1300 mm y los cursos de agua drenan normalmente hacia el este-sudeste. La región es una zona de lomadas (Lomas de Imbaud) y una planicie con pendiente hacia la ciudad de Yerba Buena/Tucumán. Las citadas Lomas, de origen tectónico, se originaron por un ascenso provocado por una fractura que se encuentra en su flanco occidental. Estas están formadas por sedimentos de origen fluvial, arenosos/limosos y conglomerádicos, del Cuaternario medio. Estos sedimentos han sido profundamente incididos por erosión de los tributarios del Arroyo Horco Molle. Debe señalarse que los rodados que constituyen los conglomerados son originados en la Sierra de San Javier y están compuestos por rocas metamórficas de bajo grado (pizarras y cuarcitas).


Características Biológicas
La biota original de la Reserva Expermiental de Horco Molle (REHM) pertenece al "Distrito de Selva Montana", de la Provincia biogeográfica de Las Yungas. En tal sentido tanto la REHM como el Parque Sierra de San Javier, que la rodea, adquieren una particular importancia tanto en el aspecto científico como en el de la conservación de la biodiversidad. Efectivamente, las Yungas se encuentran pobremente representadas en el sistema de áreas protegidas de la Argentina. Pero paradójicamente, esta región es una de las más ricas en especies, en relación con la superficie representada (aprox. 2,2 %). Así por ejemplo, la Provincia Biogeográfica Chaqueña posee unas 220 especies de aves, mientras que Las Yungas, unas 20 veces inferior en superficie, registra más de 230 (Vides Almonacid y Salas, 1989). Las Yungas penetran como una cuña desde el sur de Bolivia hasta la provincia de Catamarca, y sólo su sector central-norte en Argentina posee áreas protegidas en forma de parques.

La vegetación original de la Selva Pedemontana, caracterizada por la predominancia e árboles de gran porte y altura, con abundancia de lianas y epífitos, fue extraida en el pasado para desarrollar actividades agrícolas. Durante muchos años se cultivaron caña de azúcar, papa, batata y arveja. Esto produjo un grave deterioro ambiental, principalmente la erosión del suelo, que sólo comenzó a controlarse luego de las medidas adoptadas por la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo para revertir esta situación.

La vegetación arbórea autóctona, en un estado de suceción secundaria, está representada por asociaciones vegetales características: en primer lugar, y ocupando el sector oriental, se encuentra la Asociacion Pastizal compuesta en forma dominante por gramíneas y corresponde a las tierras que fueran utilizadas para labranzas. Entre las especies dominantes está la pata de perdiz (Cynodon dactylon) y Cola de Zorro (Sckizachirium spp). La llamada Asociación Tecoma-Heliocarpus (guarán-afata) configura la mayor distribución en la zona y está constituida por un estrato arbóreo bajo de Guarán (Tecoma stans) donde se intercalan, entre otros, Jacarandaes y Pacaraes. La Asociación Anadenanthera-Phoebe (cebil-laurel) está representada por bosques monoespecíficos de Cebil Colorado (Anadenanthera colubrina), Laurel (Phoebe porphiria) y Lapacho (Tabebuia avellanedae), junto con árboles de menor tamaño.
Además se encuentran en la zona algunas especies arbóreas exóticas, introducidas por el hombre con diversos fines tales como la mora (cria de gusanos de seda), Eucalipto (madera), guayaba (frutos comestibles) ligustro (cercos vivos). Estas se encuentran asilvestradas, lo cual dificulta su manejo integral.
Actualmente se diseña conjuntamente con las Facultades de Agronomía y Zooctenía y de Arquitectura, el futuro Jardín Botánico de la UNT, en el predio de 50 hectáreas a la entrada de la Reserva, que cumplirá funciones sociales científicas.
 



Fauna
Los elementos faunísticos más conspícuos que la posee la Reserva Experimental de Horco Molle se encuentran dentro de un cercado perimetral de aproximadamente 18 hectareas en semilibertad a los que se suman aquellos en estado de libertad, los que se encuadran dentro de los grupos de anfibios, reptiles, aves y mamíferos del norte argentino debido a la clara intención de la REHM de trabajar con fauna autóctona.

Entre los anfibios que se reconocen se encuentra el Sapo Común (Bufo arenarum) y varias especies de Ranas (Hyla, Pleurodema). Están presente reptiles como el Yacaré (Caimán latirostris), Ampalaguas (Boa constrictor occidentalis). También hay Tortugas de agua (Trachemys scripta dorbygni, Phrynops hilarii, Kinosternon scorpiodes seriei) y Tortugas de Tierra (Chelonoidis chilensis y C. carbonaria), como asimismo numerosos ejemplares de iguana colorada (Tupinambis rufescens). Son comunes también algunos mamíferos propios del norte argentino tales como Llamas (Lama glama) o guanacos (Lama guanicoe). La corzuela parda (Mazama gouazoubira), propia del ambiente chaqueño y de transición hasta el piso de Las Yungas, o los Coipos (Myocastor coypus) que habitan zonas fluviales o pantanosas.

Especies gravemente amenazadas o extintas en la provincia como el Oso hormiguero (Myrmecophaga tridactyla) y el Tapir o Anta (Tapirus terrestris) y los no menos atractivos y perseguidos Oso melero (Tamandua tetradactyla) y Chanchos del Monte (Tayassu tajacu), entre otros.



Arqueología
En la zona donde se asienta la Reserva Experimental de Horco Molle (REHM) se han encontrado numerosos restos de vasijas, hachas, etc, lo que indica que existieron asentamientos indígenas. El Instituto de Arqueología de nuestra Facultad los ha catalogado como pertenecientes a la llamada Cultura Candelaria.

Los indígenas que construyeron esta cultura se asentaron en los valles serranos, pedemonte y llanuras de Tucumán y Salta, proviniendo su nombre de la localidad La Candelaria, en el sur salteño. Su inicio se remonta a los primeros años de la era cristiana, perdurando hasta cerca del año 1000 DC. Se caracteriza por la rusticidad de sus manufacturas y la ausencia de color en sus vasijas, detalle plástico que superaban con incisiones rítmicas y geométricas o la existencia de detalles anatómicos hechos sobre las cerámicas. Entre los instrumentos que confeccionaban se encuentran pipas, urnas funerarias y vasos



Fuentes:  



Quizás también le interese:





1 comentario :

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...