Buscador

Libros Usados Tucumán

Renová tus lecturas o vendé esos libros que ya no te interesan con www.LibrosUsadosTucumán.com.ar    Nos mueve la pasión por la l...

14 de julio de 2010

Nació otro tapir en la Reserva de Horco Molle

El mimado de la Reserva de Horco Molle
El tapir Anta es el mamífero terrestre autóctono más grande de la Argentina.  Es un mamífero primitivo que data de 55 millones de años, alguna vez poblaron nuestros cerros pero hoy se encuentran extinguidos en su ambiente natural. Sólo hay tapires en cautiverion en pocos lugares del mundo.


La veterinaria Rosandra Molina ausculta al tapircito en Horco Molle.
Foto de Jorge Olons Sgrosso publicada en La Gaceta


Un hermoso tapir “Anta” nació en la reserva de Horco Molle. Es hijo de “Lisa” y de “Paquete”, y todavía no le han bautizado, porque la idea es que sea el público el que sugiera el nombre. Pesa casi 5 kilos, y se alimentará exclusivamente de leche materna durante los tres primeros meses.

La jefa de Sanidad de la Reserva Experimental, Rosandra Molina, dijo que tanto el bebé como la madre se encuentran muy bien, y ya están preparados para recibir la visita del público. “Es un macho. Su cuero, como en todos los recién nacidos, es de color pardo con manchitas claras. Se trata de una especie de camuflaje natural para preservarse de los predadores; pero cuando crezca tomará color oscuro”, señaló la profesional, mientras auscultaba al recién nacido, octavo ejemplar de esta especie en la reserva.

La reserva ha hecho una destacada labor reproductiva con los tapires, que, junto con el oso hormiguero y el ocelote (felino), constituyen los animales más valiosos de la fauna protegida en Horco Molle. “Aquí vive el tapir más viejo del mundo; se llama ‘Inés’ y tiene 27 años”, dijo Molina. Señaló que la reserva no sólo tiene función educativa; “es un centro de rescate, rehabilitación e investigación”.



El Tapir
El tapir es un mamífero primitivo que data de 55 millones de años, y que estuvo a punto de extinguirse pero encontró una vía de escape hacia las zonas selváticas y andinas de Sudamérica hace tres millones de años.
 
Alguna vez poblaron los cerros norteños. Hoy, están extinguidos en el ámbito natural. Sólo hay tapires en cautiverio en pocos lugares del mundo. Afortunadamente, en nuestra provincia se están reproduciendo con éxito en la reserva de Horco Molle de la UNT.

La Universidad Nacional de Tucumán (UNT) cuenta con la segunda reserva de tapires del país y forma parte de un programa de reproducción en cautiverio y del proyecto de conservación del tapir en la Argentina, iniciativa que está a cargo de los miembros del Grupo de Especialistas en Tapires de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Hay 4 (cuatro) tipos de Tapires:
  1. El tapir Anta se extinguió en Tucumán en 1940.
  2. El tapir Indicus o malayo que el más grande del mundo y pesa hasta 360 kg.
  3. El tapit Bair de Centroamérica y México.
  4. El tapir Andino o de montaña de Ecuador y Colombia

El tapir Anta es el mamífero terrestre autóctono más grande de la Argentina y, al igual que la mayor parte de la fauna de gran tamaño, ha sufrido un acelerado retroceso durante el último siglo.

Este animal pacífico y solitario -que se alimenta principalmente de brotes de plantas, de hojas y de frutos- se encuentra amenazado por la destrucción de su hábitat y porque, tradicionalmente, se lo ha cazado para el consumo de su carne.

Estudios científicos han vinculado la desaparición de las selvas pedemontanas en Tucumán a la extinción del tapir y de otras especies, como el tucán, razón por la que en la reserva advierten de la importancia de la educación ambiental de la comunidad con el objetivo de recuperar y proteger a este animal.

Justamente, la reserva está llevando adelante el proyecto denominado "Conociendo al tapir: el gigante perdido de nuestros bosques",


Reserva Experimental de Horco Molle
Creada en 1986, la Reserva Experimental de Horco Molle, que administra la Facultad de Ciencias Naturales de la UNT, cuenta en la actualidad con unos 300 ejemplares de más de treinta especies diferentes, la mayoría autóctonas del Noroeste argentino. Tres de ellas se encontraban en proceso de extinción y se las pudo reproducir con éxito dentro de la reserva: el tapir, el oso hormiguero y el ocelote, que son las más valiosas. Además hay pumas, monos, ñandúes, aves, yacarés, llamas, pecaríes, tortugas, y reptiles, entre otras.

La Reserva Experimental de Horco Molle está abierta al público todos los días (incluyendo los feriados), de 9:00 a 19:00 Hs. Las visitas son guiadas y se debe abonar una entrada de $4.
Para visitas de delegaciones escolares se debe solicitar turno con anticipación llamando al teléfono 0381 - 425-0936 de Lunes a Viernes de 9:00 a 12:30 Hs.



Fuentes: 


Quizás también le interese:

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Comentarios Recientes