Buscador

Libros Usados Tucumán

Renová tus lecturas o vendé esos libros que ya no te interesan con www.LibrosUsadosTucumán.com.ar    Nos mueve la pasión por la l...

7 de agosto de 2018

Nicolás Renolfi, graduado de la UNT lidera el proyecto SAOCOM de fabricación de dos satélites



¿Por qué consideras importante que un país tenga el potencial de construir un satélite?

Te contestaría con una realidad, el grupo que se formó a principios del 2000 para diseñar el SAR. Luego con la experiencia adquirida pudo desarrollar los radares terrestres. Hoy hay unos 30 radares argentinos desplegados en nuestro territorio: secundarios, primarios y meteorológicos que tienen una gran importancia civil (control del tráfico aéreo, gestión de las fronteras).

La capacidad tecnológica desarrollada en materia espacial, más allá de los beneficios propios que se esperan de la misión satelital, permite que incursionemos en temas que son estratégicos en otras áreas de nuestro país, como posibles productos de exportación.

El área de desarrollo espacial nació del grupo que trabaja en reactores nucleares, dónde se utilizan técnicas y cálculos similares. En ambos casos la confiabilidad del sistema debe ser altísima.



3-Agosto-2018

“La UNT me dio una excelente base y me enseñó a aprender”

Entrevista con el líder del proyecto SAOCOM de fabricación de dos satélites idénticos. Nicolás Renolfi se graduó en nuestra Universidad y aún mantiene lazos con la casa de estudios.

Esta semana el satélite Saocom 1A fue trasladado desde el aeropuerto de Bariloche en el avión ucraniano más grande del mundo. Viajó con destino a Vandenberg en California, al norte de Los Ángeles, desde donde será lanzado al espacio posiblemente dentro de un mes.

El proyecto Saocom incluye dos satélites, el Saocom 1 A y el Saocom 1 B (este último estará listo el próximo año). Tiene como meta lograr imágenes día y noche en dos y en tres dimensiones e incluso a través de cualquier capa de nubes. Permitirá detectar el nivel de humedad del suelo, con lo que se podrá prevenir inundaciones o estudiar sequías, además de adelantarse a períodos de posibles incendios forestales.

Nicolás Renolfi lidera el proyecto Saocom por parte de la empresa INVAP. Si bien es nacido en Santiago del Estero, estudió la carrera de ingeniería electrónica en la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnología de la UNT.

¿Por qué elegiste ingeniería electrónica y por qué decidiste trabajar en INVAP?

Elegí estudiar ingeniería electrónica porque de chico leía mucho artículos de revistas y libros de divulgación científica que tenía mi mamá y la parte de tecnología espacial me fascinaba (en especial las misiones de la NASA y las notas de la Muy interesante).

Cuando estaba finalizando mis estudios en la facultad, a punto de empezar mi trabajo final, una profesora de la facultad me presentó a un ex-compañero tucumano que trabajaba en INVAP y, café de por medio, me contó sobre INVAP y su desarrollo en satélites.

A partir de ese momento me puse en campaña de contactarme con INVAP y luego de varias charlas acordamos que realizaría mi proyecto final en un tema de interés para la empresa. Con el soporte del ingeniero Jorge Molina Palacios como director de tesis presenté mi proyecto a fines de 2000.

¿Cuándo ingresaste en INVAP?

Desde que me gradué hasta la actualidad, al principio diseñando partes de satélites y de radares terrestres y, los últimos años, en tareas de coordinación técnica y organizativa. Pude y, por suerte, sigo disfrutando de todas las etapas y trabajos que me tocaron resolver o participar.

¿Cómo seguiste tu capacitación luego de graduarte en la UNT?

La formación que he recibido luego de la universidad consisten en muchos cursos de capacitación técnicos y no técnicos que realice en INVAP .

En INVAP la principal capacitación termina siendo “on the job”, es decir, cuando uno deja los libros y empieza a aplicar ese conocimiento adquirido en la práctica.

¿Qué tareas realizaste en el proyecto SAOCOM?
Las vueltas de la vida… Cuando empecé en el año 2000 comencé a trabajar en una parte del radar del Saocom, luego de varios año,s cuando comenzaron los proyectos de radares terrestres fui acompañando también esos diseños. Después de 13 años, regreso nuevamente al Saocom pero con la tarea de coordinar actividades, asegurando los tiempos y manteniendo los presupuestos. El mismo proyecto, pero con otro enfoque.

¿Cuánto te sirvió la formación en la UNT para tu carrera profesional?

Si bien soy santiagueño, mi señora es tucumana. Tengo familia en ambas provincias, así que voy de visita cuando podemos hacernos un tiempo (aunque ahora es más difícil con cuatro niños). La formación académica en las ciencias duras fue muy buena, fue una excelente base y además la universidad te enseña a aprender. Lo que me faltaba de conocimiento pude desarrollarlo con libros, usando los mismos métodos que usaba en la facultad. Además los compañeros de INVAP que no se guardan ningún detalle y te cuentan cómo se hace todo.

¿Qué recuerdos guardás de tu época de estudiante?

Mantengo contacto con el ingeniero Jorge Molina Palacios, con quien tratamos de tener algún encuentro cada vez que viajo a Tucumán. Él es un entusiasta en la materia espacial.

Además mi suegro fue docente de unas de las materias de mis primeros años, pero quedate tranquila que para el final de la materia él pidió que otro docente me evaluara. Con él nos llevamos bien y nos gusta charlar cada que vengo de temas técnicos.

¿Qué cosas del Saocom se hicieron en Argentina y qué cosas afuera?

En Argentina hay capacidad y experiencia para desarrollar todos los componentes.
Para esta misión CONAE contrata a INVAP para el diseño, fabricación, integración y ensayo. Abarca la plataforma de servicios y el único instrumento que lleva el SAOCOM, el SAR, lo que llamamos electrónica central, más el subsistema de bajada de datos de ciencia

La CONAE junto a otras empresas se ocupa del diseño, fabricación, integración y ensayos de la Antena SAR. Es una estructura que desplegada en el espacio tiene una superficie mayor a 35 metros cuadrados y parte de sus componentes electrónicos fueron provistos por otros países.

Diría que más del 80% de las cajas electrónicas son hechas en Argentina, es decir, que son diseñadas, fabricadas, integradas y ensayadas en forma local.

Finalmente, INVAP es el responsable de integrar el satélite completo (la plataforma de servicios, la electrónica central con el subsistema de bajada de datos de ciencia y la antena SAR) y probarlo ambientalmente en la empresa CEATSA.

¿Por qué consideras importante que un país tenga el potencial de construir un satélite?

Te contestaría con una realidad, el grupo que se formó a principios del 2000 para diseñar el SAR. Luego con la experiencia adquirida pudo desarrollar los radares terrestres. Hoy hay unos 30 radares argentinos desplegados en nuestro territorio: secundarios, primarios y meteorológicos que tienen una gran importancia civil (control del tráfico aéreo, gestión de las fronteras).

La capacidad tecnológica desarrollada en materia espacial, más allá de los beneficios propios que se esperan de la misión satelital, permite que incursionemos en temas que son estratégicos en otras áreas de nuestro país, como posibles productos de exportación.

El área de desarrollo espacial nació del grupo que trabaja en reactores nucleares, dónde se utilizan técnicas y cálculos similares. En ambos casos la confiabilidad del sistema debe ser altísima.

¿Qué le aconsejás a los estudiantes jóvenes?

Que pueden lograr grandes cosas con mucho esfuerzo, paciencia y haciendo las cosas correctamente. Eso sí, los resultados se ven con los años. No hay que desanimarse en el camino. Esto es importante destacar en el mundo de lo inmediato que vivimos. Fuerza a todos los estudiantes y a no desanimarse que Argentina tiene mucho para dar y mucho que recibir de todos nosotros.

 Por Daniela Orlandi

Fuente: http://scait.ct.unt.edu.ar/un-graduado-de-la-unt-lidera-el-proyecto-de-fabricacion-de-dos-satelites/

6 de julio de 2018

Rubén Cruz (Músico, compositor)





Rubén Cruz vivió en la Ciudad de Tafí Viejo desde su nacimiento hasta los 32 años. Actualmente vive en San Miguel de Tucumán.

Se recibió a los treinta años de Contador Público Nacional en la UNT.

Es socio activo de SADAIC; y cuenta con alrededor de 300 composiciones de las cuales fueron

grabadas más de 150 por distintos intérpretes de nuestro país entre los que se puede citar a
MERCEDES SOSA,
MELANIA PEREZ,
JUAN FALU,
BRUJA SALGUERO,
NATALIA BARRIONUEVO,
GRUPO VOCAL ARGENTINO,
ACASECA,
LUNA MONTI, “
LUCHO HOYOS, “
YUCA CÓRDOBA,
DÚO RENACIMIENTO,
MONO VILLAFAÑE, “
POLLO ROMERO
Y MUCHOS MAS…

Compuso melodías con los siguientes autores:
OSVALDO COSTELLO,
JOSÉ AUGUSTO MORENO,
NÉSTOR SORIA,
PEPE NUÑEZ,
ARMANDO TEJADA GOMEZ,
entre otros…

Además compuso letras para los siguientes compositores;
JUAN FALU,
ROLANDO VALLADARES,
GERARDO NUÑEZ,
BRUNO ARIAS,
PATO GENTILINI,
CARLOS MARRODAN,
PABLO MEMA, “
CHUNI CARDOZO,
LUIS CHAZARRETA,
entre otros…

Editó un libro titulado “De hombres y pájaros (Poemas y Canciones). Y tiene en proceso de edición otro titulado “Los soles del desvelo”.

Tiene los siguientes CDS editados (todos con temas de su Autoría total o parcial):
LA ZAMBA ES TUCUMANA,
TESTIMONIAL,
LUNA DEL MONTE,
LO QUE CANTA EL VIENTO,
CONTRACIELO,
EL FUEGO DE LA CANCIÓN,
MADRE VIDALA ,
ESPEJO DEL ALMA
Y TIENE OTRO EN PROCESO DE GRABACIÓN con temas propios en letra y música.

Es cantautor; su instrumento es la guitarra; lee y escribe música como autodidacta.

Construyo su propia guitarra bajo las instrucciones del maestro Facundo Antonio Leiva.

Fue representando a la Nación a COPIAPO, ANTOFAGASTA DE CHILE Y A CURITIVA DE BRASIL.

Fue distinguido por la municipalidad de Tafí Viejo, Monteros, Alderetes, La SADE, Fundación Julio Zelaya, Colegio de Bioquímicos, Colegio de Grad. en Ciencias Económicas, La Universidad de Chilecito, y actualmente es jurado desde hace 9 años en el festival nacional de Baradero. Es invitado desde hace 8 años al Encuentro de Poetas con la Gente del Festival Nacional de Cosquín.



Fuentes:
http://www.frt.utn.edu.ar/index.php?s=noticia&id=1669
https://www.lagaceta.com.ar/nota/540323/espectaculos/ruben-cruz-busca-conjuncion-perfecta-letra-musica.html



22 de mayo de 2018

Libro: El Trovador. Historia de la música folclórica de Tucumán (de Lucía Mercado)

 

 Los historiadores de este nuevo siglo debemos valorar aquellas faraónicos investigaciones y publicaciones de Juan Alfonso Carrizo, Carlos Vega, Isabel Aretz Thiele, Atahualpa Yupanqui, Leda Valladares. 1910, 1920, 1930, 1940. Estos estudiosos, a comienzos del siglo veinte, sin los medios técnicos que hoy tenemos, sin el conocimiento histórico y geográfico del que hoy disponemos llevaron a cabo y han publicado libros referidos a nuestro acervo nativo: su música, sus instrumentos, personas involucradas, bailarines, trabajos que nos han allanado el camino.

Este libro, “El trovador…”, toma temas y personas que yo busqué, y otros que encontré a lo largo de esta investigación, acercándome al protagonista, respetando la fuente. Concluye siendo una fotografía de la actualidad de la música nativa de la provincia de Tucumán. Estoy muy contenta y satisfecha de haber contribuido a visibilizar a algunos importantes artistas no recordados o ignorados por la mayoría de los medios y por generaciones actuales: Víctor Trejko, Sarita del Cerro, Nolasco Córdoba, Alma García, Adán Choqui, Dalmira Cruz, Ramón Galván y otros.

Remarco, por susupuesto, la importancia de Atahualpa Yupanqui y de los únicos tucumanos que llevaron nuestra música folclórica a todo el mundo: Mercedes Sosa y Los Tucu Tucu.

Sea este libro otra respetuosa contribución para la gran historia de la provincia de Tucumán.

Lucía Mercado - Tucumán - Argentina


Índice:

Agradecimiento
Destino del Canto
Mis paIabras
El Trovador José María Montini
Las danzas en Tucumán
La zamba tucumana

El canto Vallisto
Gerónima Sequeida
Celia Segura de Andrade
Felisa Árias de Balderrama / Andrea Mamondes
Lastenia Aguilar
Irma Guanca de Bordón
Isidora Guanco
Carmen Chaile

Primeros Notorios
José Luis Padula
Duo Vera Molina
Nolasco Cordoba
Federico Nieva/ Lucho Nieva
Marta Mendicute
Alma García
Marta de los Ríos
Margarita Palacios
Sarita del Cerro
Dalmira Cruz
Silvia Quintana
Rolando “Chivo” Valladares
Luis “el Pato” Gentilini
José Augusto Moreno
Los hermanos Núñez
Lucho Díaz
Atahualpa Yupanqui
Mercedes Sosa
Los Tucu Tucu

Carlos “el Chango” Paliza
César “Coco” Martos
Roberto Pérez Manucci

Conjuntos Folclóricos
Las Voces del Norte
Dúo Renacimiento
Luis Soria
Los 5 del Norte
Pedro Favini - Trio San Javier
Tucma Trio
Tucumán 4 - Rubén de la Rosa
Los Arrieros – Santiago Cornet, Fabio Dip
Los puesteros – Camilo José Soaje, Diego Trejo y Julio Cossio
Los Vallistos
Los Paz
Los Albileños
Orlando Galante

Solistas
Dante Aníbal “Tito” Segura
Rodolfo “el Colorao” Herrera
Lucho Hoyos
Yuca Córdoba
Coqui Sosa
Eduardo “Tuco” Valladares
Raúl “el indio” Uribio
Adrián Sosa
Familia Franco

Guitarras
Francisco “el Ciego” Pancho Quinteros
Marcelo Véliz
Miguelito Ruíz
Julio Figueroa
Juan Falú
Kelo Palacios
Tomás González y José “Pepe” González
Carlos Hugo “Laucha” Pérez.
Carlos “Zaraza” del Pino

Pianos de Tucumán

Mirian Brizuela: Festivales en Tucumán

Carlos Valdez Toledo: El Bombo Tucumano

Peñas en Tucumán

Coca y Pedro Aredes
Juan Emilio Reslán Capraro
Rubén Urueña

Aguilares
Julio Pinto
Gustavo Reiden
Emilio “Bocha” Peralta
Susana “La Sanagua”

Bella Vista
Carlos Hugo “Laucha” Pérez
Miguel “Chuso” García

Burruyacu
Rene Ruíz
Antonio Marú
Pedro Cesar Ramos

Concepción
Octavio Cejas
Hugo Rosales

Famaillá
Simeón Nieva
Esteban “Barza” Carrizo

La Cocha
Olga Moreno Herrera
Roberto Ávila Borges
Manuel Quiroga - Las Voces del Boquerón

Lules
Julio Costilla
Antonio Montenegro
Manuel Antonio Caro - Festival Lules Canta a la Patria

Monteros
Artidorio Cresseri
María de los Ángeles Albornóz
Miguel Guiérrez - Los Tejareños
Marta Alanís - Los de Monteros

San Pablo
Víctor Trejo
Federico Herrera
Antonio Eraldo Quinteros

Santa Lucía
La López Pereyra
Ángel “Totó” Díaz
Severo Cayata
Raúl Mercado
Juan Carlos Pérez
Lucho González

Simoca
Ana Schneider de Cabrera
Virgilio Carmona
Manuel Abregú
Domingo Faustino Medina
Tito Aguirre
Augusto Fernández

Tafí Viejo
Juan Eduardo Piatelli
Osvaldo “Chichí” Costello
Juan José Villacorta
Tomás Lídoro Caro
Raúl “Mono” Villafañe
Rubén Cruz

Trancas
Beatriz Romano
Adán Choqui
Sebastián Sanna
Guillermo Chebaia
Hermanos Arce


***Comprar este libro***

 

 

 

27 de abril de 2018

Tomás Eloy Martínez (escritor)



Nació en San Miguel de Tucumán, Argentina. Estudio en el Colegio Nacional y se graduó como licenciado en Literatura española y latinoamericana en la Universidad Nacional de Tucumán y, en 1970, obtuvo una Maestría en Literatura en la Universidad de París VII.

America Latina: Historia y ficcion,  May 27, 1999, Washington, DC.



Escucharlo la hora entera fué genial, te dejo a continuación (para tentarte) estos tres minutos:

(minuto 24:00) “…los documentos son dignos de desconfianza no solo porque el poder político, lo historiadores, terminan manipulándolos, lo son también porque desaparecen, se extinguen, se esfuman, pierden su valor de prueba, a partir de ese doble cuestionamiento del valor de los documentos se impone la siguiente pregunta:
Si los archivos han sido construidos por las minorías letradas y por el poder político al servicio de su propia versión de la historia, y si la historia es, como llamaban a fines del siglo XV un libro que escamotea, oculta y ficcionaliza a la realidad, ¿con qué argumentos negar a la novela, que es una forma no encubierta de ficción, su derecho a proponer también una versión propia de la verdad histórica? ¿cómo no pensar que por el camino de la ficción, es decir de la mentira, de la fábula que esboza decir su nombre, la historia podría ser contada de un modo también verdadero, o al menos de un modo casi tan verdadero como el de los documentos?...”

(minuto 33:00) “…pero sobre todo han pasado, han sucedido, nos han sucedido, el fracaso de los andinistas en Nicaragua, la demolición del muro de Berlín, el estallido de fragmentos de la Unión Soviética, nos están sucediendo las guerra de religión y de raza en Kosovo y en Albania, en las que están participando países no directamente afectados por esas guerras, nos suceden las oleadas de criminalidad adolescentes en Colorado, en Georgia, en Tucumán y en Medellín, y el desbastador efecto de dominó que las crisis económicas situadas en ciertos países, tienen sobre otros países remotos, nos sentimos en medio de un vaivén del corsi e recorsi del que hablaba Giambattista Vico. El fin neoliberal de la historia, que era una prédica corriente en 1988 ha sido puesto en tela de juicio por el descenso en masa de los pobres desde los cerros de Caracas en febrero de 1989, por el alzamiento de Chiapas a comienzos de 1994 y por el éxito interminable de Kosovares y Albaneses en 1999.  Escribir no es ya oponerse a los absolutos, porque no quedan en pie los absolutos, nadie cree ahora que el poder es un bastión homogéneo, nadie puede tampoco redescubrir que el poder construye su verdad valiéndose, como observaba Foucault, de una red de producciones, discriminaciones, censuras y prohibiciones, lo que ha sobrevenido es el vacío, un vacío que comienza a ser llenado no ya por una versión que se opone a la oficial, como en los años 70, sino por muchas versiones, o más bien por una versión que va cambiando de color según quién es el que mira, polaridades, etnocentrismos, márgenes, géneros, la mirada se va moviendo de lugar, ya no es posible seguir hablando de un combate contra el poder político, porque el poder no es solo político, el poder se va desplazando de las manos del ejército, de la iglesia y de las corporaciones económicas tradicionales, a la de los narcotraficantes, los lavadores de dinero, los vendedores de armas, los políticos que construyen su fortuna a velocidad de vértigo, para volver luego al ejército, la iglesia, etc., o a fugaces alianzas entre un sector y otro, ya no podemos dialogar con la historia como verdad, sino como cultura, como tradición…”

(minuto 50:00) “…apuntar hacia el porvenir, ¿qué significa esto?, no significa por supuesto la intensión de crear una sociedad nueva por el imperio transformador de la palabra escrita como se pretendía mesiánicamente, en incautamente hace tres décadas, las novelas no le mueven un solo pelo a la realidad, ni con su estrépito, ni con su silencio, pero se escriben, como dije al principio, para labrar el cauce de río por el que va a navegar el porvenir, para situar el porvenir en el lugar de los deseos. Una de las operaciones más originales de la ficción histórica es su intento de recuperar los mitos de una comunidad, no invalidándolos, ni idealizándolos, sino reconociéndolos como tradiciones, como fuerza que ha ido dejando su sedimento sobre el imaginario. Todo mito expresa a fin de cuentas, el deseo común, y nada pertenece al porvenir con tanta nitidez como los deseos…”



Obras

Novelas

    1969: Sagrado
    1985: La novela de Perón
    1991: La mano del amo
    1995: Santa Evita (la novela argentina más traducida de todos los tiempos.9​)
    2002: El vuelo de la reina (Premio Alfaguara de Novela 2002)
    2004: El cantor de tango
    2008: Purgatorio

Cuentos

    1979: Lugar común la muerte (relatos de ficción testimonial).
    2014: Tinieblas para mirar (recopilación de relatos inéditos; libro póstumo).

Ensayos

    1961: La obra de Ayala y Torre Nilsson. Estructuras del cine argentino
    1980: Ramos Sucre. Retrato del artista enmascarado
    2000: Ficciones verdaderas

Crónicas

    1974: La pasión según Trelew, cuya tercera edición fue quemada en la plaza del III Cuerpo de Ejército, en Córdoba, por la dictadura militar.
    1999: El sueño argentino
    2003: Réquiem por un país perdido (reelaboración y ampliación de El sueño argentino)

Otros libros

    1996: Las memorias del general, una crónica sobre los años 70 en Argentina.
    2004: Las vidas del general
    2006: La otra realidad (antología)
    2011: Argentina y otras crónicas (ensayos y textos periodísticos)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...